¿Tu casa es pequeña y no sabes qué hacer para agrandar el espacio? Aquí te dejamos algunos consejos para ampliar espacios. Toma nota de nuestros truquitos para engañar al ojo. ¡Tu hogar parecerá más grande!


La importancia del color

La paleta de colores es esencial en la decoración de una casa. A la hora de agrandar espacios (al menos, visualmente), lo mejor es recurrir a los tonos blancos o neutros fríos. Un espacio claro juega con la luz mejor que otros colores más intensos o apagados. Recurre a la neutralidad si quieres que tu casa parezca más grande de lo que realmente es. No es necesario que sea el único color de la estancia, pero sí conviene que sea la base principal. ¿Por qué? Una tonalidad fría hace que la luz “rebote” y se reparta, creando así una sensación de amplitud.

Espejito, espejito…

El recurso del espejo es muy sencillo… ¡y a la vez muy eficaz! La idea es incluir en la estancia un espejo (preferiblemente grande). Bien, una vez conseguido el espejo solo hay que situarlo de tal forma que ocupe una parte importante de tu pared. Otra opción es hacerte con espejos más pequeños y repartirlos por la estancia. Sea como sea, el objetivo que es los reflejos confunda la vista y creen una sensación de prolongación de la estancia. Si quieres que el truco resulte más efectivo, escoge espejos sin moldura.

Materiales que dan mucho juego

Al igual que en el caso de los espejos, hay materiales capaces de engañar al ojo. Por ejemplo, los objetos metálicos o transparentes permiten el paso de la luz a través de ellos. De esta forma no existe ninguna barrera visual en la estancia. El efecto, como puedes imaginar, es el de mayor amplitud. Anímate a introducir algún elemento de policarbonato, metacrilato… y deja que la magia de la luz haga el resto.

La organización es fundamental

Cuanto más ordenada esté una estancia, mayor sensación de tamaño dará. No importa que tu casa sea pequeña y dispongas de poco espacio en el que almacenar todo. Simplemente necesitas encontrar alguna forma original para guardar los distintos elementos. Te recomendamos las baldas, las estanterías, los cestos, las cajas… Intenta mantener la armonía visual al tiempo que aprovechas la eficiencia de este recurso.

Elementos multiusos

Si no dispones de demasiado espacio es muy recomendable emplear elementos polivalentes. ¿Qué significa esto? Busca objetos y mobiliario que pueda servir para diferentes cosas y sácale el máximo partido. ¿Necesitas algún ejemplo? Recurre a sofás-cama, mesas desmontables o abatibles, colchones dentro de armarios, biombos-percheros… La idea es cubrir la mayor cantidad de necesidades… con la menor cantidad de elementos.


¿Qué os parecen estas breves recomendaciones? Intenta llevarlas a la práctica y a ver qué sale. En nuestra tienda disponemos de todo aquello que necesitas para decorar tu hogar. Y, si quieres ir un paso más allá y dejarte asesorar por un experto, recuerda que en Escabel somos especialistas en diseño de interiores. ¡Optimizamos y embellecemos tu hogar!