A esta altura, esta claro que no solo los muebles definen un espacio. Hay un montón de elementos que intervienen. Una casa que brilla, nos invita a pasar. Y es que, desde hace ya muchos años, la iluminación tiene un rol decisivo en el diseño de interiores. Tanto la iluminación como las lámparas nos ayudará a determinar cuál es el estilo imperante en un ambiente: clásico, moderno, minimalista, rústico, etc. Además, la iluminación es un factor clave que va asociado a las emociones y sensaciones que se experimentan en cada espacio de la casa. Es por ello que con seguridad afirmamos que la iluminación es mucho más que una cuestión decorativa.

Es importante tener en mente que espacios con mal iluminados pueden poner en riesgo el diseño de la estancia entera.

1. En el comedor: luz clara y nada de sombras

En el comedor, el objetivo de todo sistema de iluminación debería ser mantener la mesa los más iluminada posible. En principio parece sencillo, pero hay varios aspectos que deben ser considerados y tenidos en cuenta.

Lo primero es saber que, en términos de luz artificial, lo mejor para el comedor es la luz clara que no genere brillos o destellos que molesten al visión; esto es especialmente importante cuando la mesa del comedor es de vidrio.  Otro aspecto a tener en cuenta es que lo mejor es intentar evitar que la luz genere sombras sobre los platos de comida, todos queremos poder ver qué es lo que estamos comiendo. Este racimo de focos cuelgan del techo e iluminan el centro de la mesa.

Lámparas rústicas un clásico en la cocina

Cuando nos referimos a iluminación general hablamos de la que se incorpora al ambiente a través de apliques de pared o colgantes.  En cuanto a la intensidad en iluminación general, no es necesario sea súper poderosa basta con que proporcionen de buena luminosidad a la cocina en general.

Las lámparas estilo rústico, como las que vemos en esta imagen, suelen quedar fantásticas en la cocina.

Una lámparas tipo araña

A pesar que durante el reinado del minimalismo las lámparas araña cayeron en el olvido, hoy son un diseño súper clásico que ha vuelto con todo. Las arañas de diseño más clásico se caracterizan por otorgar mucha presencia y elegancia en ambientes como el living.

En la actualidad, este diseño se ha modernizado mucho.  Ya no es necesario que las arañas tengan pedrería, candelabros o tulipas para ser consideradas tales. En el diseño que vemos en esta imagen, la propuesta es una lámpara mucho más ligera, despojada de adornos innecesarios y donde los foquitos y los cables de color hacen toda la magia.

Via: www.homify.com